Historia de Majaelrayo

Majaelrayo se sitúa en el declive de las sierras pizarrosas, en un valle amplio y siempre verdeante, en el que los carrascos, la jara y el robledal pueblan los horizontes. Se riega con el arroyo Jaramilla que procede de las cumbres, y se escolta de las alturas del pico Ocejón, el Atalaya, el Campachuelo, el Collado de San Pedro, las Cabeñuelas y la Cabeza del Rocín. Situado a 1182 m sobre el nivel del mar, todo su término es pizarroso. 

pano campo2.jpg


Fue repoblado este lugar tras la reconquista de la Transierra a finales del s. XI por Alfonso VI. Su nombre “Majada del Rayo”, es elocuente al haber sido en sus inicios un enclave ganadero. Desde el comienzo de su existencia, Majaelrayo perteneció al alfoz o Común de Villa y Tierra de Ayllón, formando con otros rublos es sesmo de la Transierra , regido por un sesmo que ponía del señor de Ayllón. La economía y riqueza con que llegó a contar Majaelrayo en siglos pasados, obedeció siempre a la gran cabaña ganadera que formaron sus habitantes, aprovechando los pastos naturales de estas serranías. También antiguamente se aprovechó el bosquedal haciendo carbón y exportándolo a otras regiones. 

Esta localidad se encuentra situada en un terreno con ligera pendiente. Las fincas se presentan agrupadas, formando grandes manzanas, las construcciones en ellas existentes son de gran o mediano tamaño y se destinan tanto a viviendas como a usos pecuarios, quedando entre ellas los espacios de los corrales o aquellos otros que proceden de la ruina de alguna construcción. 

En Majaelrayo la vivienda suele ser de una planta que se destina a vivienda propiamente dicha y granero o almacén, junto a ella aparece una construcción auxiliar, adosada, destinada a cuadra, aunque existen casos en los que estos se encuentran dentro de la propia vivienda, junto a la cocina. 

Como ya se ha indicado, las viviendas suelen ser de una planta, que se distribuye a partir del zaguán y donde se encuentra la cocina, con chimenea y los dormitorios. Sobre esta planta suele estar el “sobrao” destinado a almacén de grano. Para el solado se suele emplear pizarra en lajas de grandes dimensiones. Adosada a la vivienda se encuentra el establo. Algunas viviendas van precedidas de patios-corrales de pequeño tamaño rodeados de cercas de mampostería similares a los muros de las viviendas. Alguna casa cuenta con horno de pan con forma semiesférica. 

SANYO DIGITAL CAMERA


Al final del verano, el primer domingo de septiembre, celebra la festividad del Santo Niño, con sus hermosas danzas de Palos.

fiesta.jpg


richard@stephens.net           © Richard Stephens Ely 2017